Atención de Mujeres en Situación de Vulnerabilidad

ÚLTIMAS NOTICIAS


02/01/2019 MADRID; Todas las cabalgatas de Madrid serán accesibles para personas discapacitadas [Leer completa]
01/01/2019 Las tres 'emes' sociales del 2019: mujeres, menores y migrantes [Leer completa]
31/12/2018 DISCAPACIDAD: 5 funciones de Office para personas con discapacidad [Leer completa]
30/12/2018 GALICIA; Presidente del Parlamento implora ayuda divina contra la violencia de género [Leer completa]
30/12/2018 VALENCIA: La Sanidad valenciana tramita cada año más de 4.500 informes médicos de presunta violencia de género [Leer completa]

NOTICIA


OPINION: la educacion sigue siendo esencial en la prevencion de la violencia de genero

La licenciada Liliana Tojo pasó por Córdoba y dejó su visión sobre la problemática de género. Educar, la clave: “La educación es esencial para prevenir la violencia de género”

Hablar de violencia de género el mismo día en que se celebra el Día Internacional de la Mujer es, cuanto menos, paradójico.

El dolor, el silencio, la desigualdad y los moretones de la violencia de género combinados con el festejo de una jornada en la que abundan los bombones y las flores como obsequios para ellas.

La contradicción, no obstante, resulta útil. Indispensable. Para no olvidar que, aunque en algunos casos se las engalana, las mujeres, en otras situaciones, la pasan mal.

La licenciada Liliana Tojo, especialista en derechos humanos y estudios de género, disertó el pasado viernes en el Colegio de Abogados de esta ciudad invitada por el Centro Ricardo Nuñez, dependiente de la Oficina de la Mujer del Poder Judicial.

La excusa formal de la visita habló de contar cómo va su Programa Sur –en el que la doctora trabaja actualmente para el CEJIL (Centro por la Justicia y el Derecho Internacional)– y cómo irradia el derecho internacional en la jurisprudencia doméstica. La idea implícita, habló de otra cosa: de la violencia de género como un problema irresoluto que requiere atención y en el que las mujeres –y los hombres– necesitan más de un día para subsanar.

Motivo social. Para Tojo, la violencia de género se entiende por la forma en que la sociedad (la actual como heredera de las sociedades pasadas) construye las relaciones entre varones y mujeres. “La sociedad actual está constituida por una jerarquía en la que las mujeres, como colectivo, están en una situación de desventaja o inferioridad frente al colectivo varones”, explicó.

A partir de esta diferencia es que se gestan las situaciones de violencia hacia el género opuesto, por considerarlo inferior. Sin embargo, la doctora aclara que estas distancias se han ido limando progresivamente, y continúan haciéndolo. Aunque todavía falta.

“Por este motivo las mujeres siguen cobrando menos que los hombres en algunos trabajos en los que realizan las mismas tareas, o tienen que decidir qué hacer con sus vidas (si estudian, trabajan o crían a sus hijos) en base a la decisión de los hombres”.

Prevenir, esa es la cuestión. El elixir no parece ser inalcanzable. El remedio para curar las agresiones hacia las mujeres no necesita de alquimistas ni pociones mágicas. La erradicación de la violencia de género tiene una base educacional esencial. Que debe ser acompañada por el funcionamiento de todos los actores involucrados: Policía, Poder Judicial, autoridades y las propias víctimas.

“La educación en los niños y adolescentes, así como la presencia del Estado en esos estadios, es fundamental para eliminar estas desigualdades de género. En el momento en que se empiezan a generar las primeras relaciones de pareja. La mejor manera de prevenir la futura violencia es educar de pequeños”.

Además de la formación en los más chicos, Tojo entiende que los Estados deberían trabajar para que las mujeres gocen de igualdad de derechos, lo cual sería la piedra angular para eliminar los hechos de violencia de género.

“Se deben eliminar las prácticas que apliquen a las mujeres estereotipos y desvaloricen sus actividades o trabajos. Las mujeres tienen que gozar de libertad y capacidad de poder decidir qué hacer, y qué no. A todo esto, sumado a que la sociedad (hombres y mujeres) respete estas decisiones”.

Cuando Tojo habla del Estado, hace un especial hincapié en la Justicia: “No existe una conciencia real de quienes tienen que aplicar las leyes en relación a los problemas de género. Ya que ver las relaciones género implica mirarse a sí mismo. Es un proceso difícil, porque uno fue criado con otra visión y cuesta dejar de lado las relaciones de jerarquía. Cuando este trabajo tiene que ser hecho por los que toman decisiones, cuesta más aún. La Justicia, suele ser machista. Pero esto no quiere decir que no hay decisiones esperanzadoras”, enfatizó, dejando un espacio para ilusionarse.

El interior, olvidado. En nuestra provincia, en 2013, ya son seis los femicidios ocurridos. De ellos, cuatro sucedieron en el interior provincial. El año pasado, de los 15 casos, la mayoría tuvo lugar fuera de las grandes urbes.

Seún la especialista, este fenómeno se debe a lo desparejo de los servicios de asistencia dependiendo del lugar del país. Si bien afirma que Argentina tiene muy buena y vasta legislación, los servicios, todavía son deficientes.

“En sociedades chicas es muy difícil salir de los círculos de violencia. Buscar alianzas y salir con ayuda siempre es más fácil”.

Alerta violencia familiar. La violencia familiar, que puede ser el escenario de la de género, es la segunda causa de denuncias penales.

En suma en 14 meses. Entre julio de 2011 y setiembre de 2012, los delitos contra la integridad sexual sumaron unas 4.342 denuncias.

enlace: http://www.diaadia.com.ar/policiales/educacion-es-esencial-para-prevenir-violencia-genero%E2%80%9D.



Volver al listado de noticias
 
© Servicio De Apoyo Jurídico Para La Atención De Mujeres En Situación De Vulnerabilidad.

Fundación AEquitas  . Obra Social La Caixa  . RIEDDH RIEDDH


Aviso Legal
Contactar
Acceder a mi cuenta
WAI AA WAI HTML WAI CSS