Atención de Mujeres en Situación de Vulnerabilidad

ÚLTIMAS NOTICIAS


02/09/2016 ANDALUCIA: CÓRDOBA: Los taxistas de Córdoba lanzan una campaña contra la violencia de género [Leer completa]
02/09/2016 LOGROÑO: La inserción laboral en igualdad, clave contra la violencia de género [Leer completa]
02/09/2016 INTERNACIONAL: MEXICO: Lista, la cruzada contra la violencia de género [Leer completa]
01/09/2016 DISCAPACIDAD: VACÍOS EN LA LEY DE DISCAPACIDAD PROVOCAN LA PERVERSIÓN DEL SISTEMA [Leer completa]
01/09/2016 Al menos 30 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año [Leer completa]

NOTICIA


ALMERIA: Violencia de género El grito mudo

Abrió una mesita de camping, la cubrió con una tela y sobre ella colocó un muestrario de lazos todos del mismo color del pañuelo: violeta

La mañana era igual a las otras 364 del año. El mismo sonido de campanas, la misma fuente, tal vez las mismas palomas de siempre. Apenas nadie aún por la plaza, por eso la atención se atornilló en la figura de una mujer joven. Se paró junto a un banco de forja; de su maletín sacó un cartel y un gran pañuelo de color violeta. Abrió una mesita de camping, la cubrió con una tela y sobre ella colocó un muestrario de lazos todos del mismo color del pañuelo: violeta. Tras este ligero acomodo se anudó la pañoleta a la cara, sólo dejaba a la vista sus ojos. El cartel decía: 'Dame un abrazo'. Ella, la mujer joven, inmóvil, con las manos entrelazadas y la mirada hacia el suelo, esperaba el primer abrazo. Al observador, aquél rugido enmudecido le estremeció de escalofrío en aquella mañana de sol, del mismo sol de otras 364 mañanas.

Algunos paseantes paraban su caminar sorprendidos por la estampa. O tal vez por ¿dónde está la trampa? Y no, era tan real como las 57 mujeres asesinadas a la fecha de hoy. Una anciana se abrazó a Sheila Fuentes. Y luego otra y otra más. Después un hombre. En seguida se hizo una pequeña hilera de gente para dar el abrazo solidario. Más de una mujer, además del abrazo, musitaba algo al oído de la mujer joven. Poco a poco, como goterones de cirio, las lágrimas hicieron charco a sus pies. Aún y así, Sheila permanecía quieta como estatua de carne y hueso, con el espíritu agitado, con los abrazos a cambio de un lazo prendido en algún recóndito asomo de esperanza.

"Sé lo que sientes, también estoy pasando por lo mismo". "A mi sobrina la asesinaron en Barcelona". "No te preocupes, todos te ayudaremos". Lo que muchas mujeres no se atreven a denunciar se lo decían a Sheila al oído. Ella recibía cada confidencia como si le rajara una Espina de Cristo en lo más profundo. "Yo tenía ganas de gritar, de decirles a las mujeres, a tantas mujeres, que no se callen, que denuncien los malos tratos, que no pasa nada y si pasa es mejor que vivir de tan mala manera". Sheila aguantaba como no pudo aguantar cuando dejó de soportar. "Tenía la sensación de impotencia, si alguien me hubiera pedido su ayuda sin duda se la prestaría, haría lo que fuera porque un ser humano no fuese maltratado. Veía en algunas caras amargura, cansancio, miedo, mucho miedo. Muchas mujeres se sienten como me he sentido yo hoy: con la boca tapada". Maldita sea de tanta mujer atada al silencio con tantas personas dispuestas a ayudar, a ser intolerante con el maltrato. Sheila es valiente, hay que serlo para plantarse así en una plaza, para plantarle cara a la violencia de género, y un testimonio de que si la mujer da el paso ya no hay quien la pare. "Me considero una mujer luchadora por lo que quiero y esto es lo que me ha animado a estar ahí, en busca del abrazo. Yo he estado casada y no he aguantado que ningún hombre me grite, me ordene o me diga lo que puedo o no puedo hacer. Antes que caer en una depresión por aguantarlo, tú tu vida, y yo la mía". Hay que luchar, es la máxima de Sheila y de muchas mujeres que han puesto pie en pared.

¿Existe verdadera conciencia de la existencia de la violencia de género? ¿Es algo que les pasa a otras mujeres, pero no a mí? Según el avance de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer en el año 2015 efectuada por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 12,5% han sufrido violencia física y/o violencia sexual de sus parejas o exparejas (Tabla 2) en algún momento de su vida. El 10,3% de las mujeres residentes en España de 16 o más años ha sufrido violencia física de alguna pareja o expareja en algún momento de su vida. El 8,1% de las mujeres residentes en España de 16 o más años ha sufrido violencia sexual de alguna pareja o expareja en algún momento de su vida. De otro lado y sin abundar en exceso de datos, el 25,4% de las mujeres residentes en España de 16 o más años han sufrido violencia psicológica de control, el 21,9% violencia psicológica emocional y el 10,8% violencia económica de alguna pareja o expareja en algún momento de su vida.

La mañana era igual a las otras 364 del año. El mismo sonido de campanas, la misma fuente, tal vez las mismas palomas de siempre. Ya cercana la hora de la tarde, el paisaje se había tintado de violeta. En las hojas verdes de los árboles alineados en la plaza se adivinaban lazos de esperanza, de que se puede salir, de que se puede vencer al maltrato y a quien maltrata. De que nadie puede arrebatar por la fuerza ni la dignidad ni la libertad de nadie, de que ha habido ya muchos minutos de silencio.

ENLACE: http://www.elalmeria.es/article/provincia/2190403/violencia/genero/grito/mudo.html

.



Volver al listado de noticias
 
© Servicio De Apoyo Jurídico Para La Atención De Mujeres En Situación De Vulnerabilidad.

Fundación AEquitas  . Obra Social La Caixa  . RIEDDH RIEDDH


Aviso Legal
Contactar
Acceder a mi cuenta
WAI AA WAI HTML WAI CSS